Petri

El segundo pilar fundamental en esta aventura, mi maravillosa Petri. Recuerdo como si fuera hoy el día que esta albaceteña preciosa y miedosa llegó a casa de María un 13 de marzo de 2010, y casi desde el primer día nuestros corazones se entrelazaron para siempre.

Carita

Carita

Como les sucede a muchos perros que pasan del campo a la ciudad, y sin haber tenido una socialización correcta de cachorro, la llegada de Petri a Valencia fue muy estresante para todos. Venía con una mochila de miedos e inseguridades importantes que tuvimos que ir trabajando, algo que nos hizo estar mucho más unidas.

Desafortunadamente, casi de la misma manera repentina que sucedió con Berta, nos despedimos de mi maravillosa Petri a principios de marzo de 2018. Sólo tres meses después de irse Berta. Qué vacía y silenciosa se ha quedó la casa. ¡Vaya me la liaron yéndose tan cerca la una de la otra!

Mi Petri, mi perra pegatina, Julieta, Petriuska, la perra del amorrrrr, muchos le habéis puesto vuestro propio nombre. Has sido tan especial Petri. No has dejado indiferente a quienes te conocieron. La otra gran anfitriona en casa para todas las acogidas que han estado con nosotras, siempre tan amorosa con los recién llegados.

15 añazos de edad, 8 de los cuales hemos pasado juntas siendo muy muy muy felices, disfrutando y aprendiendo la una de la otra, creciendo y superando miedos, mejorando nuestras vidas. Gracias por todo lo que he aprendido por y para ti. Te llevas un gran cacho de mi corazón.

De las cientos de fotografías que muestran la fuerte y gran conexión existente entre nosotras me quedo con ésta, nuestra preferida.

Siempre juntas mi chica pegatina. Te quiero.

 

 

Anuncios