Iris ¿por qué te quiero tanto?

Cuando eres casa de acogida, conoces muchos tipos de perros, en mi caso, galgos. O mejor dicho, galgas. Los galgueros ya se encargan de desechar los macho cuando nacen. Desgraciadamente para ellos ni corren ni cazan tanto como las hembras.

Cada una de ellas diferente. Miedosas, extrovertidas, heridas, autistas, sociables, independientes, dominantas… Todas ellas maravillosas. Pero a veces, sin esperarlo, te cruzas con una de esas galgas especiales y sin poder evitarlo, caes en sus redes.

Me pasó con Berta el primer día que la vi, con Petri la primera noche que pasó en casa, y ahora ha pasado con Iris.

A Iris la esperamos en el veterinario después de una llamada de auxilio de una chica, tenía una galga muerta de hambre, con un montón de heridas en las patas, súper miedosa… ¿Es que la gente se piensa que por exagerar les vamos a hacer más caso? Afortunadamente Iris estaba estupenda!

Aprovechando que yo no viajaba esa semana, se vino conmigo a casa. Llegó a casa asustada, sin querer entrar al comedor, sin pasar del pasillo. Pero se necesitaron pocos días para que Iris saliera de su burbuja y empezara a disfrutar su nueva vida. Desde entonces, no ha parado de dar cariño y se ha convertido en la alegría de la huerta. Con Berta y Petri hubo un buen rollo estupendo desde el primer momento. Hicieron manada rápidamente. Iris es del clan de Berta, es decir, ¿para qué pasear si puedo estar cómodamente en el sofá? Cuando entras por la puerta se alegra tanto de verte que mitad de su cuerpo no para de balancearse de un lado a otro, dando grandes coletazos contra la pared. Si te sientas en el sofá, no tarda nada en ponerse cerca y apoyar su cabecita sobre ti, o si está lejos, estirar la pata para tocarte aunque sea con una de sus uñas. Ay cuanto me he enamorado yo de esta belleza!

Aunque solo la tuve una semana mientras la casa de acogida de Cris y Marcos tenía hueco para ella, Iris ha sido muy especial para mí.  Tanto como para que Cris me la dejara durante Semana Santa mientras ellos viajaban a Galicia, y para que me dejaran pasar con ella la última semana de Iris en Galgos112. Como dice Cris, hemos tenido la custodia compartida, jaja.

Iris ha sido adoptada por Julia, una familia compuesta por dos humanos, un perro y tres gatos. Y es que Iris, además de todas sus cualidades que ya la hacen maravillosa, es aptísima con gatos. La llevaremos la semana que viene, y esperamos que sean muy felices. Con Iris, es difícil no serlo! Lo bueno es que se queda cerquita nuestro para poder visitarla cuando nos entre el mono, jaja.

Mientras, a disfrutar de nuestra querida Iris por unos días más!

Anuncios

Acerca de Celfa

Me apasiona el mundo de los perros y poder darles un hogar mientras aparece su familia definitiva. Aquí podréis ver nuestras historietas y aventuras. Todas las acogidas que pasan por casa son gracias a la Asociación Galgos112.
Esta entrada fue publicada en 01. Iris (8-17 Abril), Acogidas 2011. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s