Un galgo medio oso

Esta tarde hemos recogido a la tercera acogida que pasa por casa.  Esta vez es un macho. Habían recibido llamadas sospechosas y querían tenerlo fuera del refugio antes del fin de semana.

Esta vez tenía que elegir yo el nombre, y aunque prefiero ver antes al animal, decidí llamarle Cohen.

Para variar, llovía a cántaros.  Y Raúl y Vanina han hecho de conductores, llevándome en coche hasta el centro de acogida animal de Benimamet. Gracias!

No sabíamos nada del galgo, solo que era grande. Así que hemos llegado y nos hemos puesto a pasear por los recintos de perros, hasta que hemos dado con él. Cada recinto tiene una zona al aire, y otra zona cubierta, como una cueva. Pues desde el interior de esa cueva se asomaba Cohen. Qué carita!!!! Y pedazo perraco!!! Es de estos galgos grandes, tanto, que si se pone sobre mí es más grande que yo! Color canela, y una mezcla de pelo corto y pelo largo.  Una monada, la verdad.

Me muero de sueño

Qué greñas tengo!

En cuanto lo han sacado, le hemos puesto el collar y el tío tan campante. Es un perro sin miedos, y muy sociable. Cohen ya tiene chip, pero están intentando localizar al dueño para la cesión del perro. Evidentemente, tres semanas sin coger el teléfono, y al final, la típica excusa de… “pues yo se lo di a un amigo… se le habrá escapado…” Ya. Pero ningún intento de recuperarlo, o llamar al amigo.

Su nombre anterior era Oso, y no me extraña. Mis acompañantes me han sugerido mantener su nombre. Pero yo personalmente, me niego a mantener el nombre que le puso un tío que fue capaz de abandonarlo. De eso nada. Que su buena vida la relacione con otro nombre… Cohen.

Esta vez no he llevado a Berta conmigo. Parece que es mejor que se conozcan fuera de casa, pero con el día que hacía, y con lo que le gusta el agua a Berta, he preferido dejarla. Eso sí, cuando hemos entrado en casa no le ha hecho ni pizca de gracia, jaja. Cohen ha entrado y lo primero que ha hecho ha sido mearse sobre un mueble… Ahora ya se lo que es tener un galgo macho. Como tiene unos 5 años, espero que aprenda pronto que en casa no se mea, jeje.

Luego hemos dado un paseo para enseñarle el barrio al nuevo invitado, y no ha habido rincón sin marcar. Qué barbaridad!!!! Nos hemos mojado de lo lindo porque no ha parado de llover, pero a la vuelta, las he pasado por el “lavadero casero”, es decir, secado con una toalla en plan centrifugadora, y paso posteriormente por el secador, jaja.

Ahora los dos duermen como unos ceporros. Berta, por ser el primer día, está subida en el sofá conmigo. Y Cohen, como todos los recién llegados, aún no sabe que se puede dormir en esas cosas que hay en el suelo (las camas de perros), a´si que ahí está todo repantigado sobre el parqué.

Que bien se está en el suelo

A ver qué tal se nos da esta acogida. De momento Berta le ignora porque no le gustan los perros grandes. Y cuando se acerca, le gruñe. Incluso le ha marcado en un momento en que yo estaba mimándola, y se ha acercado Cohen demasiado a la zona de las caricias.

Jerarquía de perros, ya sabéis.

Anuncios

Acerca de Celfa

Me apasiona el mundo de los perros y poder darles un hogar mientras aparece su familia definitiva. Aquí podréis ver nuestras historietas y aventuras. Todas las acogidas que pasan por casa son gracias a la Asociación Galgos112.
Esta entrada fue publicada en 03. Cohen I (03-07 Mar). Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s